Clinica de Dolor en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Causas neurológicas de dolor de espalda alta

El dolor de espalda alta puede tener diversas causas neurológicas que es fundamental comprender para abordar adecuadamente esta molestia. Entre las posibles razones se encuentran:

  • Compresión nerviosa cervical:

Cuando los nervios en la región cervical se ven comprimidos, ya sea por hernias de disco, espolones óseos u otras condiciones, puede desencadenar dolor en la parte alta de la espalda.

  • Problemas en las vértebras cervicales:

Lesiones, degeneración o malformaciones en las vértebras cervicales pueden provocar dolor. Es importante evaluar la salud de la columna cervical para identificar posibles irregularidades.

  • Trastornos nerviosos:

Condiciones como la neuralgia occipital, que afecta los nervios que se extienden desde la médula espinal hasta el cuero cabelludo, pueden manifestarse con dolor en la parte superior de la espalda.

  • Enfermedades neuromusculares:

Condiciones como la mielopatía, que afecta la médula espinal, pueden generar dolor en diferentes partes de la espalda, incluida la región alta.

  • Síndrome de salida torácica:

Este síndrome, que implica la compresión de los nervios que salen de la columna vertebral en la región torácica, puede contribuir al dolor en la parte superior de la espalda.

Es importante destacar que estas son solo algunas de las posibles causas y que un diagnóstico preciso requiere la evaluación de un profesional de la salud. Ante cualquier síntoma persistente, se recomienda buscar la orientación de un neurólogo o especialista en dolor para determinar el origen específico y establecer un plan de tratamiento personalizado.

Recuerda que entender las causas subyacentes del dolor de espalda alta es crucial para garantizar un abordaje efectivo y mejorar la calidad de vida. Siempre es recomendable buscar atención médica para obtener un diagnóstico preciso y recibir el tratamiento adecuado.

¿Cuáles son las señales de alarma para acudir con un neurólogo?

Identificar las señales de alarma es esencial para determinar cuándo es necesario acudir con un neurólogo por dolor de espalda alta. Si experimentas alguna de las siguientes situaciones, se recomienda buscar atención médica de manera inmediata:

  • Dolor intenso e incapacitante:

Si el dolor en la parte alta de la espalda es extremadamente intenso y limita significativamente tus actividades diarias, es crucial buscar evaluación médica para determinar la causa subyacente.

  • Dolor asociado con síntomas neurológicos:

Si el dolor viene acompañado de síntomas neurológicos como entumecimiento, debilidad, dificultades para caminar o pérdida de control de la vejiga o el intestino, esto podría indicar una afección más grave que requiere atención inmediata.

  • Historia de lesiones graves:

Si has sufrido una lesión traumática en la espalda alta, como un accidente automovilístico o una caída desde una altura considerable, es fundamental ser evaluado por un neurólogo para descartar lesiones nerviosas o vertebrales.

  • Dolor que no mejora con el reposo:

Si el dolor persiste o empeora a pesar de haber intentado reposo y medidas de autocuidado, esto puede ser indicativo de una afección subyacente que requiere atención especializada.

  • Dolor asociado con otros síntomas médicos:

Si el dolor de espalda alta está acompañado de otros síntomas médicos preocupantes, como fiebre, pérdida de peso inexplicada o cambios en el patrón urinario, es fundamental buscar la opinión de un neurólogo para descartar posibles causas graves.

  • Antecedentes de enfermedades neurológicas:

Aquellas personas con antecedentes de enfermedades neurológicas, como migrañas crónicas, trastornos neuromusculares o epilepsia, deben ser especialmente vigilantes y consultar con un neurólogo si experimentan dolor de espalda alta.

En resumen, ante la presencia de dolor de espalda alta con cualquiera de estas señales de alarma, se aconseja buscar atención médica especializada, preferiblemente con un neurólogo. La pronta identificación y tratamiento de las causas subyacentes son fundamentales para prevenir complicaciones y mejorar la calidad de vida.

¿Cuál es el tratamiento neurológico para el dolor de espalda alta?

El tratamiento neurológico para el dolor de espalda alta se personaliza según la causa subyacente del dolor. Aquí se presentan algunas opciones de tratamiento que un neurólogo podría considerar:

Medicamentos:

  • Analgésicos: Para aliviar el dolor.
  • Antiinflamatorios no esteroides (AINE): Reducen la inflamación y el dolor.
  • Relajantes musculares: Ayudan a relajar los músculos y aliviar la tensión.
  • Medicamentos antiepilépticos o antidepresivos: A veces se utilizan para tratar el dolor neuropático.

Fisioterapia:

  • Ejercicios específicos: Para fortalecer los músculos y mejorar la flexibilidad.
  • Técnicas de relajación: Ayudan a reducir la tensión muscular.
  • Terapia manual: Manipulación de tejidos blandos y técnicas específicas para aliviar el dolor.

Intervenciones mínimamente invasivas:

  • Bloqueos nerviosos: Inyecciones de medicamentos locales para bloquear la transmisión del dolor.
  • Radiofrecuencia: Aplicación de calor controlado para interrumpir las señales nerviosas dolorosas.

Terapia ocupacional:

  • Evaluación y adaptación del entorno laboral para reducir el estrés en la espalda alta.
  • Uso de dispositivos de ayuda y modificaciones ergonómicas.

Tratamiento de enfermedades subyacentes:

  • Tratamiento de hernias de disco o espolones óseos mediante cirugía, si es necesario.
  • Manejo de enfermedades como la artritis o la mielopatía que puedan contribuir al dolor.

Es crucial destacar que el tratamiento específico dependerá de la evaluación exhaustiva realizada por un neurólogo. El enfoque integral considerará tanto los aspectos médicos como los emocionales, con el objetivo de mejorar la calidad de vida del paciente. Siempre se recomienda seguir las indicaciones y el plan de tratamiento proporcionados por el profesional de la salud.

 ¿Qué es una hernia de disco?

Una hernia de disco es una lesión de la columna. La cual consiste en una serie de huesos, conocidas como vértebras. Las vértebras se extienden desde la base del cráneo hasta el coxis. Entre las vértebras hay cojines redondos llamados discos. Los discos actúan como amortiguadores entre los huesos, lo que le permite doblarse y moverse con facilidad. Cuando uno de estos discos se desgarra o gotea, se llama hernia de disco. 

Cada año, hasta el 2% de las personas sufren una hernia de disco. Las hernias de disco son una de las principales causas de dolor en el cuello y/o el brazo, y en la espalda y/o las piernas (ciática). Pueden ocurrir en cualquier parte de la columna, pero las hernias de disco ocurren con mayor frecuencia en la parte baja de la espalda o el cuello. Es raro que una hernia de disco esté en la parte media de la espalda.

Las personas de entre 30 y 50 años tienen más probabilidades de sufrir una hernia de disco. El problema afecta dos veces más a los hombres que a las mujeres. Otros factores de riesgo incluyen:

  • Sentarse durante largos periodos en la misma posición
  • Tener sobrepeso
  • Levantar objetos pesados
  • Movimientos repetitivos de flexión o torsión para el trabajo, deportes o pasatiempos

Los síntomas de una hernia de disco en el cuello incluyen:

  • Dolor cerca o entre los omóplatos
  • Dolor que se propaga al hombro, al brazo y, a veces, a la mano y los dedos.
  • Dolor de cuello, especialmente en la espalda y a los lados del cuello.
  • Dolor que aumenta al doblar o girar el cuello.
  • Entumecimiento u hormigueo en los brazos. 

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es una curvatura anormal de la columna vertebral. Hay una curva natural hacia adelante y hacia atrás en la columna. Con la escoliosis, la columna gira y desarrolla una curva de lado a lado. Las curvas pueden ser tan leves como 10 grados o tan severas como 100 grados o más.

La mayoría de los casos de escoliosis son leves y no necesitan tratamiento. En adultos, el grado de la curvatura de la columna puede determinar o no el tratamiento. El tratamiento está orientado a aliviar los síntomas y no necesariamente a corregir la curva. El objetivo es siempre disminuir el dolor y mejorar la función. 

La mayoría de los casos de escoliosis en adultos no causan síntomas, aunque puede aparecer dolor. El dolor de espalda ocurre por muchas razones, incluyendo artritis, incapacidad para mantenerse erguido y/o debido a la debilidad de la musculatura central y la pérdida de acondicionamiento. Se puede desarrollar dolor/entumecimiento/debilidad en las piernas si hay presión sobre los nervios de la columna lumbar. 

En la mayoría de los casos, el especialista le recomendará algunas formas de fisioterapia, tanto para mantener la fuerza como para aliviar el dolor. Estas pueden incluir:

  • Trabajar para mejorar la postura
  • Hacer ejercicios de bajo impacto, como nadar
  • Estiramientos diario
  • Mantenerse activo

Si el dolor no se alivia con medicamentos orales o fisioterapia, el médico puede recomendar inyecciones epidurales (aplicadas alrededor de la médula espinal) o de bloqueo del nervio para un alivio más eficaz

La cirugía es necesaria en algunos casos de escoliosis en adultos. Este tratamiento es la última opción debido a los riesgos de complicaciones de la cirugía de columna. Se puede sugerir la cirugía por las siguientes razones:

  • Dolor

Es posible que se necesite cirugía si el dolor de espalda y piernas debido a la escoliosis se vuelve incapacitante y continuo, y no responde al tratamiento conservador.

  • Desequilibrio espinal

Que la columna permanezca equilibrada es importante para evaluar la progresión de la escoliosis y la necesidad de cirugía. Cuando estamos de pie, la cabeza debe estar equilibrada sobre el centro de la pelvis cuando miramos de frente y sobre las articulaciones de la cadera cuando miramos de lado. Si la curva progresa hasta el punto de que esto ya no es posible, los pacientes tenderán a progresar con el tiempo y tendrán más dolor y discapacidad. 

¿Qué se debe hacer en caso de un dolor de espalda?

Es importante destacar que el diagnóstico preciso de la causa subyacente del dolor de espalda alta requiere evaluación médica y, en algunos casos, pruebas de diagnóstico por imagen como resonancia magnética o una tomografía computarizada.

El tratamiento para el dolor de espalda alta de origen neurológico puede incluir medicamentos para el dolor, terapia física, medidas de manejo del estrés, y en casos más graves, procedimientos intervencionistas o cirugía. Cada caso es único, y el enfoque terapéutico dependerá de la causa específica y las necesidades del paciente.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes