Clinica de Dolor en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Utilidad de la Escala Campbell en una clínica del dolor

La Sociedad Española de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias (SEMICYUC) propone la importancia de utilizar la Escala de Campbell como instrumento para monitorizar y cuantificar el dolor en pacientes con imposibilidad para comunicarse.

Medición del Dolor

El dolor constituye una compleja constelación de experiencias emocionales y sensoriales, relacionadas con respuestas autonómicas generadas por injuria somática o visceral involucrando diferentes órganos y sistemas.

Con base en la evidencia, en el área de la salud, cada vez se hace más necesario el uso de instrumentos que permitan evaluar entidades subjetivas, como es el dolor. Dichas herramientas indirectas evalúan indicadores conductuales con el fin de medir de forma válida y confiable en el sujeto dichas dimensiones.

Valoración a través de diferentes escalas del dolor

  • Escala visual análoga (EVA):

El dolor se representa en una línea recta de 10 cm, en uno de los extremos encontramos la frase “no dolor” y en el extremo opuesto “el peor dolor imaginable”. Permite medir el dolor con la máxima reproducibilidad entre los observadores.

  • Escala verbal numérica (EVN):

El paciente expresa en palabras o de manera escrita sobre la escala su percepción del dolor desde el 0 «no dolor» al 10 ó 100 el «peor dolor imaginable». Dicha escala presenta un mayor grado de concordancia con respecto al EVA.

  • Escala verbal descriptiva (EVD):

Es una escala donde la percepción del dolor se estratifica en 4 niveles: no dolor, dolor leve, moderado, intenso.

  • Escala de valoración del dolor facial (EVDF):

Se trata de una escala donde se ubican de 6-8 dibujos de expresiones faciales desde agradable hasta desagradable, y el paciente señalará la que más se relaciona con la intensidad del dolor. Es útil en pacientes con problemas para comunicarse, pero consciente, alteraciones cognitivas leve o en pacientes pediátricos.  

  • Escala conductual del dolor (BPS):

Behavioral Pain Scale: Es la primera escala conductual diseñada para pacientes que se encuentren en unidades de cuidado intensivo sedados. Este instrumento evalúa de 1-4 tres subescalas; la expresión facial, la movilidad de las extremidades superiores y la tolerancia con la ventilación mecánica, donde la puntuación total va de un valor mínimo de 3 para no dolor a un máximo de 12 puntos para el máximo dolor.

Escala Campbell para el dolor

La escala Campbell aparece citada por primera vez en el artículo del Dr. Michael A Erdek en el 2004, la importancia de utilizar la Escala de Campbell como instrumento para monitorizar y cuantificar el dolor en pacientes con imposibilidad para comunicarse.

Esta escala evalúa 5 parámetros: musculatura facial, tranquilidad, tono muscular, respuesta verbal y confortabilidad, dando un puntaje para cada uno de 0 a 2 a fin de obtener una puntuación total que va desde 0 puntos para ausencia de dolor y de 10 puntos para el máximo dolor, permitiendo no solo establecer la presencia de dolor sino cuantificar la intensidad de este. La ponderación del puntaje de 0-10 en esta escala la homologa a escalas Gold estándar en pacientes conscientes.

La escala puede ser de gran utilidad para el personal de salud, en este caso la escala de Campbell se utiliza en pacientes críticos que se les imposibilita el poder dar a conocer los síntomas que llega a tener en la unidad de cuidados intensivos.

Dolor y su impacto en la calidad de vida

El dolor se ha considerado como una experiencia perceptiva tridimensional que produce una sensación desagradable acompañada de una respuesta emocional, la cual puede generar repercusiones funcionales y emocionales sobre la calidad de vida. 

La salud es un componente muy importante en la calidad de vida ya que cuando algunas de las dimensiones que la integran como la familiar, laboral, afectiva y social se deterioran, pueden conducir la aparición de enfermedades, por lo que tener salud no solo implica sentirse bien físicamente sino también poder tener planes y proyectos futuros e involucrarse de manera activa para alcanzarlos sin tener barreras como las limitaciones o enfermedades.

Es importante destacar que tanto la vitalidad, como el dolor y la discapacidad de los individuos están dadas por experiencias personales y expectativas de cada persona, por lo que la calidad de vida se puede ver afectada dependiendo de la percepción personal de igual forma, consiste en la sensación de bienestar que puede ser experimentada por las personas y representa la suma de sensaciones subjetivas y personales del “sentirse bien”, en los adultos mayores se puede ver afectada, por la percepción que se tenga de la vejez.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes