Clinica de Dolor en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Utilidad de la Escala Downton en una clínica del dolor

La Escala de Downton es una herramienta de evaluación clínica diseñada para identificar a los pacientes con mayor riesgo de caídas. Se utiliza comúnmente en entornos geriátricos y hospitalarios, pero también puede ser una herramienta valiosa en las clínicas del dolor. 

La Escala de Downton consta de cinco ítems. La puntuación total se obtiene sumando cada uno. Obtener 3 o más puntos implica un riesgo alto de caídas.

  • Caídas previas:

Se asigna un punto si el paciente ha presentado una o más caídas en el último año.

  • Déficits sensoriales:

Se asigna un punto si el paciente tiene problemas visuales o auditivos que no estén completamente corregidos.

  • Problemas de equilibrio o de la marcha (deambulación):

Se asigna un punto si el paciente presenta dificultades para caminar por cuestiones médicas o de discapacidad, o por síntomas como mareos o debilidad muscular.

  • Uso de medicamentos:

Se asigna un punto si el paciente consume algún medicamento que eleve el riesgo de caídas, como son los sedantes, hipnóticos o diuréticos. 

  • Estado mental:

Se asigna un punto si el paciente tiene un estado mental alterado, como confusión, delirium o demencia. 

Los pacientes que acuden a una clínica de dolor a menudo tienen un mayor riesgo de caídas debido a factores como el dolor crónico, debilidad muscular o uso de medicamentos con efectos adversos que aumentan este riesgo. Por ello, se hace una revisión clínica multidimensional de condiciones que pueden afectar la salud de los adultos mayores. 

La Evaluación Geriátrica engloba la evaluación del estado nutricional, enfermedades, así como del entorno psicosocial e incluye la escala de Downton en el contexto del riesgo de caídas.

La Escala de Downton es una escala fácil de usar y que puede ser administrada por cualquier personal de la salud. Es una escala rápida y eficiente lo que permite su integración en la práctica clínica habitual. También ha demostrado ser válida en diferentes poblaciones y es confiable para identificar el riesgo de caídas en las clínicas del dolor.

Además, los resultados también permiten orientar algunas de las intervenciones principales para disminuir el riesgo de caídas. Sin embargo, dentro de la evaluación geriátrica, se incluyen otras dimensiones de la salud de los adultos mayores que complementan los riesgos principales detectados por la aplicación de la escala de Downton. 

En el contexto de la evaluación del dolor, se analizan los medicamentos. En las clínicas del dolor usualmente se utilizan fármacos que tienen propiedades sedantes que aumentan el riesgo de caídas, como los relajantes musculares. Entonces, dentro de la gestión del dolor, es importante recordar que existen riesgos de efectos adversos con el uso de este tipo de medicamentos. 

En el contexto de la evaluación funcional, se debe destacar que algunos problemas médicos o medicamentos pueden causar alteraciones en la movilidad, el equilibrio o la marcha, lo que puede disminuir la estabilidad al caminar. Estos factores se consideran en los ítems de caídas previas y deambulación de la Escala de Downton. Si se detecta que existen estas alteraciones, se complementa con la evaluación de la marcha y el equilibrio a través de otras pruebas especializadas. 

Complementando la valoración de caídas previas dentro de la Escala de Downton, se hace una evaluación de la seguridad en el hogar. Implica evaluar los factores ambientales de los entornos comunes del paciente como los espacios libres para su deambulación, la organización del hogar, además de detectar áreas problemáticas como el baño o la cocina. 

En aquellos pacientes con alteración del estado mental, otro ítem que evalúa la Escala de Downton, también se realiza una evaluación del riesgo de úlceras por presión. Los pacientes que se encuentran en estado de delirium (confusional) o con demencia son dependientes para su cuidado personal, por lo que es necesario hacer una revisión periódica de su piel. Además se implementan estrategias de prevención de lesiones. Los pacientes con estas condiciones, independientemente de la movilidad real que tengan fuera de su espacio de descanso, virtualmente tendrán alto riesgo de caídas. 

Planificación del tratamiento

La evaluación geriátrica, que incluye la Escala de Downton en la valoración del riesgo de caídas, permite desarrollar estrategias personalizadas para orientar el tratamiento. Implica tanto al paciente como a los cuidadores y la familia, porque permite identificar la necesidad de cuidados de enfermería.

Conclusión

La escala de Downton es una herramienta de detección de riesgos que puede ser utilizada en las clínicas del dolor para identificar a pacientes con un mayor riesgo de caídas y por lo tanto, implementar estrategias de prevención efectivas y personalizadas a sus necesidades. Estas intervenciones pueden mejorar la seguridad y calidad de vida de pacientes con dolor crónico, especialmente si son adultos mayores. 

La Escala de Downton es una herramienta de evaluación inicial que se complementa con el resto de la evaluación geriátrica. No es el único factor para determinar el riesgo de caídas. La evaluación geriátrica es esencial para desarrollar un plan de prevención de caídas individualizado.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes