Clinica de Dolor en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Clínica del dolor: Escala de Evaluación del Impacto Neuropático

El dolor neuropático es una condición que afecta a millones de personas en todo el mundo, caracterizada por un dolor crónico que resulta de una lesión o disfunción del sistema nervioso. Este tipo de dolor puede ser debilitante y difícil de manejar, lo que subraya la importancia de herramientas adecuadas para su evaluación y tratamiento. Una de estas herramientas es la Escala de Evaluación del Impacto Neuropático (Neuropathic Impairment Score, NIS), diseñada para medir de manera precisa el impacto del dolor neuropático en la vida de los pacientes.

¿Qué es el dolor neuropático?

El dolor neuropático es un tipo de dolor crónico que surge como consecuencia de lesiones en los nervios periféricos o el sistema nervioso central. A diferencia del dolor nociceptivo, que se produce por daño a los tejidos (como un corte o una quemadura), el dolor neuropático es el resultado de una alteración en la transmisión de las señales nerviosas. Esta alteración puede deberse a una variedad de causas, incluyendo enfermedades neurológicas, traumatismos, infecciones y condiciones genéticas.

El dolor neuropático se manifiesta con una variedad de síntomas que pueden variar en intensidad y frecuencia. Algunas de las características comunes incluyen:

  • Dolor de tipo ardoroso:

Sensación de ardor o quemazón persistente.

  • Dolor punzante:

Sensaciones agudas y punzantes que pueden ser intermitentes.

  • Hiperalgesia:

Aumento de la sensibilidad al dolor.

  • Alodinia:

Dolor provocado por estímulos que normalmente no causarían dolor, como un roce suave.

  • Entumecimiento y hormigueo:

Sensación de adormecimiento o “alfileres y agujas” en la piel.

Estos síntomas pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida del paciente, afectando su capacidad para realizar actividades diarias, trabajar y dormir.

¿Qué puede ocasionar un dolor neuropático?

El dolor neuropático puede ser causado por una amplia gama de factores. Entre las causas más comunes se incluyen:

  • Diabetes:

La neuropatía diabética es una complicación frecuente de la diabetes, donde los altos niveles de azúcar en la sangre dañan los nervios. Usualmente se presenta cuando la persona tiene muchos años con diabetes, o cuando no ha llevado un tratamiento adecuado.

  • Herpes Zóster:

También conocido como culebrilla, puede causar neuralgia postherpética, un dolor neuropático severo que persiste después de que la erupción haya desaparecido.

  • Lesiones físicas:

Traumatismos que dañan los nervios, como heridas, cirugías o accidentes.

  • Enfermedades neurológicas:

Condiciones como la esclerosis múltiple o polineuropatía crónica desmielinizante idiopática (CIDP).

  • Infecciones:

Infecciones como el VIH pueden afectar el sistema nervioso y causar dolor neuropático.

  • Factores genéticos:

Algunas neuropatías hereditarias pueden causar dolor neuropático.

Dado que el dolor neuropático puede tener múltiples causas y manifestaciones, su evaluación requiere un enfoque cuidadoso y estructurado.

Escala de Evaluación del Impacto Neuropático (NIS)

La Escala de Evaluación del Impacto Neuropático (NIS por sus siglas en inglés) es una herramienta crucial en la evaluación del dolor neuropático en una clínica del dolor. La NIS está diseñada para proporcionar una evaluación comprensiva del impacto neuropático en la vida de los pacientes, abarcando varios aspectos de su experiencia.

La NIS incluye una serie de ítems que cubren diferentes dimensiones del dolor neuropático:

  • Presencia de debilidad:

Evalúa si hay debilidad en los diferentes músculos del cuerpo, incluyendo los nervios de la cara para la movilización de los ojos, expresiones faciales y lengua, así como fuerza de los músculos respiratorios, cuello, hombros, brazos y manos, cadera, piernas y pies.

  • Pérdida de los reflejos:

Con apoyo del martillo de reflejos se evalúa la presencia de reflejo braquial, tricipital, braquiorradial, cuádriceps femoral y tríceps sural

  • Pérdida de la sensibilidad:

evalúa la sensibilidad al tacto-presión, precisión, propiocepción (posición del cuerpo) y tacto fino. Todas estas modalidades se evalúan en el dedo índice y dedo gordo del pie.

En total se evalúan 37 ítems neuromusculares en ambos lados del cuerpo, dándoles una puntuación y al final se suman los puntos, con los cuales se determina la gravedad del impacto neuropático que tiene el paciente.

La utilización de la NIS en una clínica del dolor permite a los profesionales de la salud obtener una comprensión más precisa y detallada del impacto neuropático en cada paciente. Esta escala además es útil para monitorear la evolución del dolor neuropático a lo largo del tiempo. Al realizar evaluaciones periódicas, los médicos pueden determinar la efectividad de los tratamientos y ajustar las terapias según sea necesario.

El dolor neuropático es una condición compleja que requiere una evaluación y manejo cuidadosos. La Escala de Evaluación del Impacto Neuropático es una herramienta valiosa en la clínica del dolor, permitiendo una evaluación detallada y precisa del impacto neuropático en la vida de los pacientes, lo que facilita el desarrollo de planes de tratamiento más efectivos y personalizados.

Tratamiento del dolor neuropático con estimulación magnética transcraneal

El dolor neuropático es una condición crónica debilitante que resulta de daños o disfunciones en el sistema nervioso. A diferencia del dolor nociceptivo, que es una respuesta directa a una lesión tisular, el dolor neuropático puede surgir sin un estímulo externo obvio, lo que lo convierte en un desafío para los profesionales de la salud. Entre las opciones de tratamiento emergentes y prometedoras, se encuentra la estimulación magnética transcraneal (EMT), una técnica no invasiva que ha mostrado resultados positivos en el manejo de este tipo de dolor.

¿Qué es la Estimulación Magnética Transcraneal?

La EMT es un procedimiento no invasivo que utiliza campos magnéticos para estimular las neuronas en áreas específicas del cerebro. Este tratamiento se realiza colocando una bobina electromagnética sobre el cuero cabelludo del paciente. Cuando se activa, la bobina genera pulsos magnéticos que atraviesan el cráneo y provocan una pequeña corriente eléctrica en el cerebro. Esta corriente puede modificar la actividad neuronal en la región objetivo, lo que puede influir en la percepción del dolor.

El tratamiento con EMT suele involucrar sesiones diarias durante varias semanas. Cada sesión puede durar entre 20 y 40 minutos, dependiendo del protocolo específico utilizado. El paciente está despierto y sentado durante el procedimiento, y aunque puede experimentar una leve incomodidad en el cuero cabelludo debido a los pulsos magnéticos, la EMT es generalmente bien tolerada.

Eficacia y Evidencia Clínica

Varios estudios han demostrado la eficacia de la EMT en la reducción del dolor neuropático. En un meta-análisis de múltiples ensayos clínicos, se encontró que la EMT proporciona alivio significativo del dolor en comparación con los tratamientos placebo. Los beneficios pueden variar entre los pacientes, con algunos experimentando alivio completo y otros reportando mejoras moderadas.

  • No invasiva: A diferencia de otras intervenciones, como la cirugía, la EMT no requiere incisiones ni implantes.
  • Segura: Con pocos efectos secundarios significativos, la EMT es una opción segura para muchos pacientes.
  • Tolerable: La mayoría de los pacientes toleran bien la EMT, con mínimos efectos adversos reportados.
Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes