Clinica de Dolor en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Aplicación de la Escala Wong Baker en una clínica del dolor

La Escala Wong Baker, también conocida como Escala de Caras del Dolor, es una herramienta visual ampliamente utilizada en entornos clínicos, especialmente en clínicas del dolor, para evaluar y medir el nivel de dolor percibido por los pacientes, especialmente aquellos que tienen dificultades para comunicar su dolor verbalmente, como los niños o pacientes con dificultades cognitivas.

Esta escala consiste en una serie de caras que van desde una expresión facial sonriente (indicando «sin dolor») hasta una expresión facial notablemente angustiada (indicando «dolor máximo»). Cada cara está asociada con un número del 0 al 10, donde 0 representa «sin dolor» y 10 representa «dolor máximo». Los pacientes seleccionan la cara que mejor representa la intensidad de su dolor en ese momento, permitiendo así a los profesionales de la salud obtener una medida subjetiva pero útil de la experiencia del paciente con el dolor.

En una clínica del dolor, esta escala se utiliza no solo para evaluar el dolor inicialmente, sino también para monitorizar su evolución durante el tratamiento y ajustar las intervenciones según sea necesario. Es una herramienta eficaz para la comunicación rápida y efectiva del dolor entre el paciente y el equipo médico, facilitando así decisiones clínicas informadas y una atención personalizada.

La aplicación de la Escala Wong Baker en una clínica del dolor implica entrenar al personal para que comprenda cómo utilizarla adecuadamente, asegurando que todos los pacientes tengan la oportunidad de expresar su nivel de dolor de manera precisa y consistente. Esto ayuda a mejorar la calidad de la atención al permitir una evaluación más objetiva y sistemática del dolor, lo cual es fundamental para un manejo eficaz del dolor en entornos clínicos especializados. 

¿Cuáles son los tipos de dolor que existen?

  • Dolor agudo:

Se suele definir como la respuesta normal fisiológica y predecible del organismo frente a una agresión química, física o traumática. Es decir, persiste mientras dura el proceso de curación o cicatrización de los tejidos. Por tanto, no excederá de 3 a 6 meses, cediendo al remitir la causa originaria.

  • Dolor crónico:

Se acepta que el dolor crónico es aquel que dura más de 3 a 6 meses, más allá del tiempo de reparación tisular, perpetrado por factores distintos del causante original del dolor, sin utilidad biológica, persistente y desproporcionado: el dolor deja de ser un síntoma para convertirse en una enfermedad.

  • Dolor benigno:

Cuando el dolor crónico no está asociado con el cáncer o SIDA se denomina Dolor Crónico Benigno.

  • Dolor crónico maligno:

El dolor producido en el paciente oncológico constituye una verdadera urgencia que debe tratarse de inmediato y en el que están representados todos los tipos de dolor posibles, ya que múltiples mecanismos pueden estar actuando en una o en diversas localizaciones.

¿Cómo realizamos el diagnóstico del paciente?

Para un correcto diagnóstico del dolor es fundamental realizar una exhaustiva anamnesis y una adecuada exploración física. Siempre que el niño pueda expresarse verbalmente la anamnesis irá dirigida primero a él y después a su cuidador. Cuando el niño tenga una alteración cognitiva o si por su edad no puede expresarse, la anamnesis se realizará al cuidador.

La percepción y las manifestaciones del dolor varían de unos niños a otros dependiendo de factores como el sexo, la edad, el nivel cognitivo, el estado emocional, las experiencias dolorosas previas, los factores culturales o su entorno.

Se debe de dar seguimiento con una adecuada metodología, en este caso:

1. Caracterizar el dolor

2. Detectar la repercusión física, psicológica y social

3. Explorar creencias, conocimientos y expectativas

4. Valoración del dolor a través de escalas especiales

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes