Clinica de Dolor en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Qué hacer si tengo migraña durante el embarazo

La migraña es un trastorno neurológico que afecta a millones de personas en todo el mundo, pero cuando ocurre durante el embarazo, las preocupaciones y consideraciones adicionales pueden surgir, tanto por el efecto de la enfermedad misma en la madre o el bebé, así como saber qué medicamentos son seguros en el embarazo. Es fundamental comprender la naturaleza de la migraña, cómo se presenta durante el embarazo y qué opciones de tratamiento son seguras para las mujeres embarazadas.

¿Qué es la migraña y cómo se presenta?

La migraña es un tipo de dolor de cabeza intenso, que suele ser recurrente e ir acompañado de síntomas como náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz y al sonido. Durante un episodio de migraña:

  • Muchas personas experimentan un dolor pulsátil y palpitante en un lado de la cabeza.
  • La duración y la intensidad de los episodios pueden variar de una persona a otra.
  • El dolor de cabeza tiende a tener una duración de 1 a 4 horas, pudiendo ser menos si se trata con medicamentos.
  • Es considerada una urgencia neurológica cuando tiene una duración mayor a 72 horas.

En ocasiones la migraña puede ser precedida por un aura, es decir, síntomas que se presentan minutos antes del inicio del dolor de cabeza. Estos síntomas suelen ser visuales como el ver destellos o manchas, así como sensitivos refiriendo una sensación de hormigueo o calor en alguna parte del cuerpo.

Migraña y embarazo

En el contexto del embarazo, algunas mujeres pueden notar cambios en la frecuencia e intensidad de sus migrañas debido a las fluctuaciones hormonales. Algunas mujeres pueden experimentar una disminución de los episodios de migraña durante el embarazo, mientras que otras pueden experimentar un aumento.

En muchos casos, las mujeres embarazadas encuentran alivio de sus migrañas durante el segundo y tercer trimestre, cuando los niveles hormonales son más estables. Sin embargo, algunas mujeres pueden experimentar migrañas más intensas o frecuentes debido a factores como el estrés, la falta de sueño, la deshidratación o la dieta.

Además, algunas mujeres pueden verse afectadas por la llamada «migraña del embarazo«, que es una forma específica de migraña que afecta a algunas mujeres embarazadas y está relacionada con los cambios hormonales. La migraña también puede presentarse por primera vez durante el embarazo en algunas mujeres.

¿Qué síntomas acompañan a la migraña durante el embarazo?

Durante el embarazo, la experiencia de la migraña puede variar significativamente entre las mujeres, y los síntomas pueden estar influenciados por diversos factores hormonales y fisiológicos propios de esta etapa. Es importante destacar que algunas mujeres pueden experimentar una reducción en la frecuencia e intensidad de las migrañas durante el embarazo, mientras que otras pueden no notar cambios significativos o incluso experimentar un empeoramiento.

Los síntomas típicos de la migraña que podrían acompañar a las mujeres embarazadas son:

  • Dolor de cabeza pulsátil:

La migraña suele presentarse como un dolor de cabeza pulsátil, a menudo en un solo lado de la cabeza.

  • Náuseas y vómitos:

Muchas mujeres experimentan náuseas y, en algunos casos, vómitos durante los episodios de migraña.

  • Sensibilidad a la luz (fotofobia):

Durante un ataque de migraña, algunas personas encuentran difícil tolerar la luz brillante.

  • Sensibilidad al sonido (fonofobia):

Los ruidos fuertes o constantes pueden resultar molestos durante un episodio de migraña.

  • Auras visuales:

Algunas personas experimentan auras visuales antes o durante un episodio de migraña, que pueden incluir destellos de luz, líneas onduladas o visión borrosa.

Durante el embarazo, la fluctuación de hormonas, en particular los cambios en los niveles de estrógeno, puede influir en la aparición o la mejora de las migrañas. Además, otros factores, como el estrés, la falta de sueño o ciertos alimentos, también pueden desencadenar episodios de migraña.

¿Cuál es el tratamiento de la migraña?

Al presentarse un episodio de migraña, este se trata con medicamentos que cortan el episodio de dolor. Algunos ejemplos son los triptanos como eletriptan y zolmitriptán, o antiinflamatorios no esteroideos como el ketorolaco o ibuprofeno. Éstos deben ser administrados en los primeros minutos del inicio del dolor para que tengan un mejor efecto. Sin embargo, estos medicamentos no son inocuos, deben ser utilizados con precaución y siempre bajo la supervisión de un neurólogo por los efectos adversos que pudieran tener si son utilizados de forma muy recurrente.

En algunos casos la migraña puede evolucionar a ser de forma crónica, es decir, que se presenten dolores de cabeza más de 15 días del mes por más de 3 meses. Cuando esto ocurre, el tratamiento debe incluir un medicamento preventivo que se toma todos los días con el fin de evitar que surjan nuevos episodios de migraña.

Tratamiento de la migraña durante el embarazo

El tratamiento indicado para la migraña en la población general no es el mismo que está indicado para las mujeres embarazadas. El tratamiento de la migraña durante el embarazo requiere una extrema precaución ya que algunos medicamentos pueden tener efectos adversos en el feto, poniendo en peligro su desarrollo o incluso su vida.

Es esencial buscar la orientación de un profesional de la salud, idealmente con un neurólogo, antes de iniciar cualquier tratamiento. Algunas estrategias que pueden considerarse incluyen:

1.   Estilo de vida y cambios dietéticos:

Mantener una rutina regular de sueño, llevar una dieta equilibrada, mantenerse hidratada y gestionar el estrés pueden ayudar a prevenir las migrañas. Evitar desencadenantes conocidos también es crucial.

2.   Fisioterapia y técnicas de relajación:

La fisioterapia, la acupuntura y las técnicas de relajación como la meditación pueden ser opciones seguras y efectivas para aliviar la migraña durante el embarazo.

3.   Medicamentos seguros:

Algunos medicamentos pueden considerarse seguros durante el embarazo, pero siempre bajo la supervisión de un profesional de la salud. El paracetamol es a menudo una opción segura para el alivio del dolor, mientras que el uso de antiinflamatorios no esteroides (AINE) y algunos medicamentos para la migraña puede requerir precauciones adicionales. Otros tipos de medicamentos no están recomendados para la migraña durante el embarazo.

4.   Consulta médica:

Si las migrañas son frecuentes o graves, es crucial hablar con un médico. Pueden evaluar los riesgos y beneficios de cualquier tratamiento y proporcionar orientación personalizada.

Además de buscar formas seguras de tratamiento, es crucial que las mujeres embarazadas sean conscientes de los factores que pueden desencadenar o exacerbar los episodios de migraña. Durante el embarazo, ciertos desencadenantes pueden tener un impacto más significativo debido a la sensibilidad aumentada a las fluctuaciones hormonales. Entre los desencadenantes comunes se encuentran:

  • El estrés emocional
  • La falta de sueño
  • La exposición a luces brillantes o parpadeantes
  • Cambios en la dieta, especialmente la omisión de comidas
  • La deshidratación.

Identificar y evitar estos factores desencadenantes puede ser tan importante como el tratamiento directo de la migraña, ayudando a las mujeres embarazadas a mantener un mejor control sobre sus episodios y mejorar su calidad de vida durante esta etapa crucial.Experimentar migrañas durante el embarazo puede ser desafiante, pero existen opciones seguras y efectivas para tratar los síntomas. La clave es buscar la orientación de un profesional de la salud para garantizar la seguridad tanto de la madre como del bebé.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes